-Oteando, sin muchas ganas la verdad, desde lo alto de la torre, se divisa un panorama, cuanto menos espatarrante….
-Se ven los humos, se oyen los golpes de las piedras contra los escaparates de las tiendas a robar…Se….
-Es “el saqueo de Roma” a manos de los bárbaros…Sólo que en este caso, es el propio “sumo pontífice” y su cuerpo de cardenales morados, los que animan a las hordas a cometer el “saco”
-Y entre el tumulto, creo llegar a distinguir el que a la postre, me parece que sea la verdadera causa. ¡los bárbaros están dentro!
-¿Y como los he distinguido?…¡Pues muy sencillo!…POR QUE NO HABLAN LATÍN.
-Porque en vez de decir “propuesto” dice “proponido”… y otras mamarrachadas semejantes. Y esto, aunque algunos lo puedan considerarlo baladí o incluso lenguaje de borrachuzo tabernario, no lo es tal.
-Es en realidad un símbolo de como un “bárbaro” inculto y zopenquero, puede llegar a las más alta magistratura del “senatus populosque”.
-Y si a cúpula está barbarizada ya me dirán como estarán las hordas.
-Así que creo que el “imperator” tiene un problema muy grave que consiste fundamentalmente en que ya va siendo su “guardia pretoriana” la que se está dando cuenta de que no sirve “ni pa tacos de escopeta”…En latín: “hostium intra Palatium”.
Agustin Muro