Ayer 11,000 soldaditos rusos, vestidos de “bonito”, desfilaron en la Plaza Roja, ante unos generalitos con más medallas que los coreanos y ante “putín”; para celebrar la victoria sobre la amenaza del totalitarismo nazi y para recordar a los 20 millones de rusos que murieron defendiendo su país.
Hoy otros 150,000 llevan casi tres meses haciendo en Ucrania lo mismo que Hitler hizo, sólo que ahora en vez de “operación Barbarroja” al ataque alemán, se le debía de llamar “operación Bárbaro rojo” al intento ruso de masacrar a su vecino.
Posiblemente, sin duda; dentro de unos años, los ucranianos desfilaran en la Plaza de la Independencia de Kiev, para celebrar su victoria frente a un oso ruso, despeluchado y barrigón que desfila bonito pero que combate regular.
Y es que una cosa es desfilar y otra combatir…Una cosa es agredir y otra defenderse y lo mismo que hace 70 años los rusos murieron defendiendo su país, hoy Ucrania no desfila…¡combate!
¡Gloria a los héroes que murieron y mueren por defender lo que aman frente a los tiranos, con bigotillo mosca o sin el!
Agustin Muro