Y DESPUÉS DE CATALUÑA, NAVARRA

Vivimos una notable ofensiva nacionalista en Navarra. Los quebraderos de cabeza que en estos días da Cataluña a todos los españoles se verán pronto multiplicados en Navarra, cuyo actual Gobierno tiene como único objetivo político la integración del Viejo Reyno en la Comunidad Autónoma Vasca. Y, cuando eso suceda, se habrán sentado las bases para que los filoetarras que hoy están tan instalados en el poder en múltiples ayuntamientos del País Vasco y Navarra, den un paso al frente para pedir la independencia. Como ocurriera en Cataluña con Convergencia, al llegar esa hora el PNV dará el paso al frente para liderar la manifestación. Todo menos que les roben el protagonismo. Ya conocen el principio de que unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces. Pues eso.

A lo largo de esta legislatura que arrancó en 2015, Navarra ha estado gobernada por un cuatripartito encabezado por Uxue Barkos, la dirigente de Geroa Bai, una coalición vasquista promovida desde el PNV que suma nueve escaños en el Parlamento Foral. Junto a ellos está Izquierda Unida (dos escaños), Podemos (siete) y Bildu que suma ocho parlamentarios. En total 26 en un parlamento de 50 electos. Bildu está encabezado en navarra por un representante histórico del abertzalismo y figura destacada en la dirección intelectual de los que ahora han cambiado de estrategia y creen más rentable no matar: Adolfo Araiz.

Ésa es la persona que tiene a Barkos en sus manos y a quien Barkos tiene que contentar cada día para poder seguir ocupando el palacio de Gobierno. Mientras tanto, se suceden graves incidentes como el ataque a los Guardia Civiles y sus parejas en Alsasua, donde la presión ambiental impide a los testigos decir la verdad de lo que allí ocurrió.

En paralelo a esa medida, vemos la voluntad de poner el uso del vascuence como requisito para ser funcionario, a pesar de que sólo dice hablarlo el siete por ciento de la población. En una comunidad en la que hay unos 2.900 funcionarios, se están creando otros 2.000 puestos de funcionarios: ese siete por ciento de la población tendrá un acceso privilegiado a esas plazas en la Administración Pública. Verde y con asas, botijo.

Esta misma semana, el ayuntamiento de Pamplona, cuyo alcalde, Joseba Asirón, pertenece a Bildu, ha convocado una plaza de abogado para el ayuntamiento de Pamplona. Según las normas del concurso, quien saque un diez en el examen puede quedar relegado por quien saque un 8,4, si éste habla vascuence. Lo mismo estamos viendo en la sanidad y en otras áreas.

La conclusión evidente es que ETA está logrando desde las instituciones lo que no consiguió con las armas. Yo seré el primero en aceptar que tienen derecho a defender las ideas que quieran. Pero también creo que estamos viviendo una muestra más de irresponsabilidad por parte del PSOE, que pone al PP en la necesidad de tener que pactar con el PNV para poder sacar unos presupuestos adelante. Y menos mal que Unión del Pueblo Navarro ha decidido exigir al Gobierno por escrito que no se hará un acercamiento de los presos.

Porque no nos engañemos: el PNV en Navarra está en el Gobierno. Barkos y Urkullu han hecho por primera vez una declaración conjunta de ambos Gobiernos para celebrar el anuncio de ETA de su renuncia a las armas. Y la hicieron en Navarra, una comunidad que necesitan para dar el paso hacia la independencia. Con una disposición transitoria en la Constitución que permite la convocatoria de un referendo para hacer esa integración.

Ramón Pérez-Maura ( ABC )