DEUDA: CONTENER EL GASTO PÚBLICO

Los datos publicados por el Banco de España confirman la vuelta a una senda preocupante: la deuda española ha marcado otro máximo histórico en septiembre.

El pasivo del conjunto de las administraciones ha subido hasta los 1,174 billones de euros, situándose en torno o al 98% del PIB. Los datos son elocuentes: seguimos adeudando a los acreedores casi toda la riqueza que somos capaces de producir en un año.

Nada hace pensar que la tendencia, arrastrada desde la crisis, vaya a cambiar con este Gobierno. Porque será imposible de corregir mientras no se tomen medidas para potenciar el crecimiento económico y, sobre todo, para contener el gasto público.

Un simple vistazo a los Presupuestos del PSOE y Podemos es revelador de las prioridades de Sánchez. Mientras tanto, Europa avisa del peligro -para hogares como para empresas- que supone la incapacidad de frenar el alto endeudamiento.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor