Es bien conocida la estrecha vinculación entre George Soros y el afamado Club Bilderberg; es decir, el campo de batalla de la élite global. Poco me sorprende la derrota de Trump, personaje en contra del NOM (Nuevo Orden Mundial) frente a un títere como Biden. ¿Han oído mencionar sus excentricidades? Pues si creían que Trump estaba loco, esperen y vean.

Habladurías para los escépticos; sin embargo, la realidad es que Soros, el mal llamado «filántropo», húngaro multimillonario y judío de 90 años, a quien el Covid-19 ni ha atacado ni atacará, opera detrás de determinados escenarios. Para ejemplo con un botón basta: Agenda 2030 donde el feminismo adquiere relevancia.

Hablemos de España:

¿Quién está a cargo de la Agenda 2030? Pablo Iglesias.

¿Quién está a cargo del Feminismo? Irene Montero.

¿Quién ha colocado a la pareja en el poder? Pedro Sánchez.

¿Casualidades? Lo dudo.

Investigadores de renombrado prestigio estudian la figura de Soros y los negocios que se trae entre manos. Justó ahí topamos con temas de candente actualidad: eutanasia, aborto, feminismo, derechos LGTB, legalización de la marihuana…

Hay quien va más allá y afirma que Soros financia el separatismo catalán. Tampoco parece descabellado a tenor de lo que hemos visto en el Congreso de los Diputados en los últimos meses y a sabiendas de quiénes son los socios del Gobierno… ¡Mal rollo! Separatistas catalanes gobiernan España. Como licenciada en Historia me resulta… extraño.

¿Existen deudas entre Sánchez y Soros? O lo que es lo mismo, ¿existen deudas entre Sánchez y el diablo? Yo diría que sí, y tarde o temprano se pagan… ¿A qué precio para la ciudadanía?

¿Cómo explicar que Sánchez, a quien su propio partido expulsó de la Secretaría General en octubre de 2016 haya llegado a la Presidencia del Gobierno? Circulan rumores acerca de que fue Soros quien intervino para hacerlo posible… de ahí la deuda.

Documéntense y saquen conclusiones. Nunca están de más; en especial si pretenden negar las opiniones de los expertos… de los que sí existen.

¿Ven a España fortalecida o a los españoles? Juraría que no. El debilitamiento sufrido resultado innegable. Y eso que los efectos del mal gobierno no han hecho más que empezar. Vivan felices en la inopia…

Nos impiden reunirnos a más de seis personas, mientras los políticos cenan en grupos de más de 80 o más. ¿Cabe explicación? No la esperen.

La cuestión es: ¿existe vínculo entre Sánchez, Soros, Podemos, Civio y la Open Society Fundations? Algo hay…

María Godoy ( El Correo de España )