Hoy no me regales flores,
no me brindes un halago
hoy no me digas te quiero,
por ser el 8 de Marzo.

Demuéstrame que comprendes,
mi ambición y mi trabajo,
no me ofrezcas tu sonrisa,
por ser un día marcado.

No es limosna lo que piden,
estas mis cansadas manos,
piden que se reconozca,
su labor de tantos años.

Hoy no me cedas la silla,
donde has estado sentado,
hoy necesito mi trono…
¡ Que con sudor he ganado !

Juana Corsina