En este día dedicado a la poesía, he escogido a García Lorca, uno de mis poetas favoritos.

Si muero, dejad el balcón abierto.

El niño come naranjas. (Desde mi balcón lo veo).

El segador siega el trigo. (Desde mi balcón lo siento).

¡Si muero, dejad el balcón abierto!