DIEZ GOLPISTAS FUERON A CENAR…

“Diez golpistas se fueron a cenar; dos declararon y quedaron ocho…”. Comenzamos la jornada recordando -con permiso de Agatha Christie- la magistral obra de suspense Diez negritos, esa en la que van cayendo, de uno en uno, todos los invitados a una sorprendente velada.

Porque así está, más o menos, el golpismo en Cataluña. A falta de una actuación contundente del Ejecutivo siempre nos quedará la Justicia, que este lunes encarceló a dos de los muchos -más de diez- golpistas que, en palabras del propio Gobierno de Mariano Rajoy, han llevado a Cataluña y al resto de España a una situación de perjuicio económico y social.

La pregunta es… ¿por qué un hombre con permiso de armas y con 16.000 hombres armados bajo su mando campa a sus anchas por la calle acusado de un delito de sedición? Hablamos, claro, de Josep Lluis Trapero, que ayer se fue de rositas -bueno, sin pasaporte, pero de rositas- tras declarar en la Audiencia. Como elemento para aumentar la tensión en una buena novela de suspense no está mal, pero esto es la realidad y la condescendencia judicial con Trapero es más que preocupante.

Confiemos en el próximo capítulo para ver a más ‘negritos’ entre rejas.

La Gaceta

viñeta de Linda Galmor