EL DINERAL QUE OCULTA BAJO LA MANTA REVILLA DEJA CON CARA DE ANCHOA AL MÁS PINTADO

El bocazas de Miguel Ángel Revilla va dando lecciones de moral y transparencia allá por donde va, y lo único que se conoce a nivel público ya que oculta sus verdaderos bienes, es que se embolsa cada mes 3.400 euros al mes en 12 pagas. (‘Anchoagate’: Revilla se ha gastado en regalar anchoas más de 500.000 € públicos).

La cifra no se corresponde en realidad a su elevado nivel de ingresos, ya que, según da cuenta Ana Isabel Martín en ‘EsDiario’,  está forrado merced a sus libros publicados, -va por el quinto en los últimos seis años-.

De momento, y con su última obra, ‘Sin censura’, ha conseguido que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, haya retado públicamente al presidente de Cantabria, pero ni caso.

Todos ellos los ha publicado con la editorial Espasa, con la que tiene un contrato que nunca ha detallado, pero que mal no le debe de pagar porque es una de sus firmas estrella. Y teniendo en cuenta que, como recordó De la Serna, Revilla faltó a la presentación del ferry entre Santander y Cork (en Irlanda) porque estaba promocionando su libro en un programa de televisión; y a un acto del Gobierno central con 50 millones de euros para Cantabria porque tenía una firma de ejemplares de Sin censura.

Revilla no sólo no ha recogido el guante del ministro y exalcalde de Santander, sino que se ha limitado a responder que sus ingresos por la venta de los libros son legales y que no tiene que dar más explicaciones.

“Todo lo que hago es legal, en A. Montoro lo sabe bien y tiene un chollo conmigo”.

A renglón seguido acusó a de De la Serna de haber empezado la campaña electoral contra él demasiado pronto por orden de Mariano Rajoy. Pero del dinero no habló, él que siempre está con la transparencia y la ejemplaridad de los políticos.

Lo cierto es que los ingresos y bienes del presidente cántabro son un misterio para sus ciudadanos. Su formación, el Partido Regionalista de Cantabria, no los publica en su página web, a diferencia de lo que hacen otras formaciones como el PSOE y Podemos con todos sus cargos públicos.

Tampoco en el Parlamento de Cantabria esa información es accesible. Se supone que Revilla y el resto de diputados entregan a la Cámara una declaración de bienes patrimoniales, intereses y actividades, pero según explican de momento éstas no son públicas.

Ni siquiera el Gobierno de Cantabria publica lo que tienen y ganan sus altos cargos. Se supone que también entregan una declaración al Registro de Bienes y Derechos Patrimoniales, pero este tiene “carácter reservado”. Y sólo salen del Registro si reclama la información el Parlamento, un juez, la fiscalía o el Defensor del Pueblo.

Periodista Digital