¿Dónde? ¿Dónde está aquella España de la que los españoles nos sentíamos orgullosos?

¿Dónde? ¿Dónde está aquella Iglesia que seguía la doctrina de Jesús de Nazaret?

¿Dónde? ¿Dónde está aquel Ejército que tenía por Santo y seña la Unidad de España.

¿Dónde? ¿Dónde están aquellas mujeres que sólo eran mujeres?

¿Dónde? ¿Dónde están aquellos jóvenes que respetaban a sus mayores y  vivían por y para el estudio y el trabajo?

¿Dónde? ¿Dónde están aquellos periodistas que no aceptaban «falsas verdades» ni regalos? ¿qué ha sido del Periodismo?

¿Dónde? ¿Dónde están aquellos escritores y aquellos artistas que escribían sin  subvenciones?

¿Dónde? ¿Dónde están la honradez, la sinceridad, el orgullo nacional y la vergüenza?

¿Dónde? ¿Dónde hay un político que no se venda por un trocito de pastel?

¿Dónde? ¿Adónde habrá que mandar a los Sánchez, a los Iglesias, a los Casados, a los Rufianes, a las Monteros, a las Calvo, a las Susanas y compañía?

¿Dónde? ¿Dónde está ese general que esperan 40 millones de españolitos?

¿Dónde? ¿Dónde está, por donde viene, la guillotina que limpie la política española  actual? 

¿Dónde? ¿Dónde están aquella «libertad sin ira» y aquella Democracia que nos  prometieron?

¿Dónde? ¿Dónde está aquel Don Torcuato Fernández Miranda que evitó la Guerra  Civil de 1976 para que evite la Guerra Civil que se avecina?

¿Dónde? ¿Dónde está aquel Don Sabino Fernández Campo para que venga a salvar  esta Monarquía que se disuelve entre faldas y millones?

¿Dónde?  ¿Dónde están aquellos ejércitos que tenían el DEBER de mantener la Unidad de España a toda costa?

Julio Merino ( El Correo de España )