DOS MENDIGOS

– Al final de la jornada dos mendigos rumanos, de esos que tienen sitio fijo, te amargan la vida en los cruces y reparte la mafia en una furgoneta cada mañana, se encuentran:

¿Y tú cuánto has sacado hoy?
– Pues cinco euros
– ¿Y qué has puesto en el cartel?
– Viudo, en el paro con cinco hijos
– ¿Y tú cuánto has sacado?
– Yo dos mil euros!!
– No fastidies! ¿Y qué has puesto?
– Me faltan 10 euros para volver a mi país.