El duelo de Vitaldent iba a ceder el negocio y quedarse con los fondos

orton

El dueño de Vitaldent iba a ceder el negocio y quedarse con los fondos.

La Policía cree que Ernesto Colman, el dueño de las clínicas Vitaldent, iba a dejar en breve el negocio al sospechar que sus prácticas ilícitas de desvío de fondos y fraude a Hacienda iban a ser detectadas por los investigadores.

A ello se suman las numerosas denuncias presentadas por franquiciados que llegaron a la Fiscalía Anticorrupción y que han derivado en la operación Topolino, en la que ha caído toda la cúpula directiva de Vitaldent incluido su máximo responsable.

Fuentes de la investigación han indicado a Efe que si bien Colmanno tenía intención de huir de España, sí que habría podido decidir dejar el negocio en otras manos, pero no cerrarlo porque es rentable.

Según la Policía, Colman blanqueaba en Suiza y Luxemburgo las ganancias que los franquiciados y los pacientes pagaban mensualmente en efectivo y que no declaraba a Hacienda.

Parte de ese capital retornaba a España para ser invertido en más de un centenar de inmuebles, fincas rústicas y vehículos.

La Gaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*