LA INESTABILIDAD SOLO CONDUCE A LA RUINA

inesta

LA INESTABILIDAD SOLO CONDUCE A LA RUINA

Durante los años de maceración del procéslos líderes separatistas hicieron creer a la ciudadanía que vulnerar la legalidad saldría gratis. Los efectos de esta irresponsable estrategia son palpables: más de dos millares de empresas han abandonado Cataluña, las reservas turísticas y el comercio minorista se han desplomado y miles de compañías empiezan a resentirse por el boicot comercial.

A ello hay que sumar otra proeza independentista: Barcelona, pese a ser la favorita por sus vínculos con la industria médica y farmacéutica, se encuentra al borde de ser descartada como sede de la Agencia Europea del Medicamento, en beneficio de Milán, a causa de la tensión que se ha instalado en Cataluña.

La frustración de esta candidatura es un desastre imputable al independentismo. Igual que el hecho de que los responsables del Mobile World Congress, una feria de dimensiones globales que aporta 320 millones de euros anuales, se estén planteando dejar la capital catalana, lo que supondría un varapalo gravísimo para la economía y el prestigio de Cataluña y España. Jugar con fuego, como han hecho los secesionistas, tiene consecuencias. La más lacerante de todas es la irresponsable siembra de un clima de inestabilidad letal para la inversión y el empleo.

El Mundo