LA LOTERÍA ES TERCERMUNDISTA

loterial

LA LOTERÍA ES TERCERMUNDISTA

El tercermundismo pervive en España a través de su fascinación por la lotería. No es una fascinación inocente. Es la subdesarrollada fascinación de quien espera que el dinero le llegue de golpe y por arte de magia en lugar de como consecuencia del esfuerzo, del trabajo, de la eficacia y del talento.

La pasión lotera es un tic de la peor España, un resto de atraso que certifica que no es casualidad que la sociedad española se ponga a veces tan alarmante y absurdamente en peligro.

Muchos españoles siguen siendo todavía supersticiosos y por tal de no creer en Dios creen en cualquier cosa. Muchos españoles continúan sin haber interiorizado que su vida depende exclusivamente de ellos, y depositan en la Lotería la devoción que tendrían que depositar en su puesto de trabajo y en su patrón. Luego decimos que la crisis es de los banqueros, pero la lotería es la metáfora de la socialdemocracia y de ahí viene nuestra pobreza económica y moral, nuestra íntima pulsión de chabola.

Es más seguro trabajar, es más seguro no tomarse la baja por cualquier tontería, es más seguro hacer bien lo que te mandan, es más seguro no abusar de las vacaciones y renunciar a los días personales que esta lotería humillante que nos remite a las formas más vulgares y deprimentes de Humanidad, cuando danzábamos alrededor de una piedra para que lloviera o degollábamos a una gallina para que fuera abundante la cosecha.

La lotería es lo contrario del hombre vertebrado y libre, que sabe que vivir consiste en borrar las huellas del pecado original, y que está hecho a la semejanza de Dios.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*