Mario Conde, detenido por repatriar desde Suiza dinero que saqueó de Banesto

mariolo

Mario Conde, detenido por repatriar desde Suiza el dinero que saqueó de Banesto.

La Guardia Civil ha detenido esta mañana en Madrid al expresidente de Banesto Mario Conde, quien supuestamente lleva meses repatriando desde Suiza y otros países extranjeros el dinero del banco del que se apropió a finales de los años 80 y comienzos de los 90. La operación que se desarrolla en este momento incluye registros en los domicilios particulares de Conde; y también en varias sociedades construidas por él en España para disfrazar supuestamente el retorno de los millones que se apropió de la entidad.

La detención del exbanquero se produce 23 años después de que estallase el caso Banesto y once años después de que abandonase la cárcel tras dar los jueces por cumplidos los 20 años de prisión que le impuso el Tribunal Supremo en julio de 2002 por delitos de apropiación indebida, estafa y falsedad documental. Conde dejó un agujero de 2.700 millones de euros en Banesto (la entidad tuvo que ser intervenida en diciembre de 1993 por el Banco de España).

El tribunal sentenció que Conde no había dado cuenta del destino de millonarias sumas de dinero trasladadas a sociedades extranjeras vinculadas con él: por ejemplo, de los 3,6 millones (600 millones de pesetas de entonces) desviadas a una cuenta en suiza de la sociedad Argentia Trust, entre otros desvíos dinerarios.

La operación contra Conde y su entorno la está desarrollando la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil bajo la supervisión de la Fiscalía Anticorrupción y de la Audiencia Nacional. Entre otras infracciones penales, se investigan delitos de blanqueo de capitales y falsedad. El exbanquero ha empleado una ingeniería financiera para traer de vuelta el dinero (lleva más de dos años haciéndolo) parecida a la que desplegó para sacarlo de España a finales de los 80 y comienzos de los 90, tras estafar a los accionistas y a las propias arcas de la entidad (más tarde absorbida por el grupo Santander).

Según fuentes de las pesquisas, Conde, que hoy tiene 68 años, ha logrado traerse a España en los últimos años unos 10 millones de euros. Todos los indicios apuntan a que se trata del dinero que robó del banco. Y lo ha hecho poco a poco, tras tejer una maraña de sociedades. Al menos tres de ellas en España y casi una decena en el extranjero, con las que ha intentado camuflar la vuelta del dinero. La mecánica empleada para retornar los millones ha sido, por un lado, el trasvase de dinero derivado de falsas prestaciones de servicios entre sus sociedades radicadas en España y las del extranjero; fingidas ampliaciones de capital acometidas en algunas de sus sociedades españolas y aparentes préstamos no devueltos entregados por las firmas situadas en el exterior en favor de las españolas. Para esta tarea, se ha servido de testaferros, entre ellos su hija, y también algunos braceros y empleados de sus fincas. La Fiscalía Anticorrupción ha sido paciente viendo cómo periódicamente llegaban remesas de dinero desde países extranjeros, sobre todo Suiza, a las cuentas de Conde en España.

El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*