Pantoja, poco trinque y mucha pena

isabelk

Pantoja, poco trinque y mucha pena

A la justicia, como a la democracia, le sienta mal la adjetivación. Tanto, que cualquier epíteto propicia que se le caiga la mayúscula y se convierta en una cosa manipulable y, por ende, inmediatamente manoseada. La ciudadana Isabel Pantoja, en la Andalucía de los ERE en general y en la Costa del Sol del urbanismo bajo sospecha en particular, cooperó con su pareja sentimental en un delito de blanqueo de dinero que le arrastró una pingüe multa y una pena de prisión.

Más de un año de cárcel por millón de euros distraído, una tarifa que conllevaría cadenas perpetuas a porrillo entre la militancia descarriada de los principales partidos políticos si en España se respetase el principio de igualdad ante la ley.

Lucas Haurie ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*