Queridos billetes de 500

billetko

Queridos billetes de 500.

El Banco Central Europeo va a dejar de imprimir billetes de 500 euros. Desde que Armani cerró en Barcelona, que no recibía tan malas noticias.

Los billetes de 500 euros son la libertad. Son héroes que lograron escapar de los zarpazos de Hacienda. Recuerdo los sobres que me preparaba mi abuela, tan acolchaditos, como siempre ha hecho la derecha.

Los billetes de 500 euros me traen esos magníficos recuerdos de cuando todavía cobrábamos en B y la iniciativa privada creaba empresas y asumía mecenazgos mucho más productivos e interesantes que la torpe esterilidad del Estado.

Es una gran lástima que los billetes de 500 dejen de imprimirse. Como fue una lástima que cayera Suiza como lugar seguro, con sus bancos con salas de reuniones más bellas que el entero museo Picasso de Barcelona.

Hay que haber sido joven en París con un fajo de billetes de 500 euros en el bolsillo. Los billetes de 500 euros han sido una educación sentimental, y nos han permitido ser a la vez personajes de ficción y de la realidad. Mitad Narciso y mitad Calibán.

Los billetes de 500 euros representaron el último esplendor de un mundo en el que el individuo todavía tenía margen para driblar al Estado, para repartir esperanza y felicidad, para ser cariñoso y brillante sin que la siniestra maquinaria le aplastara.

Billetes de 500 euros, mis queridos billetes de 500 euros, para siempre recordaré cómo fuimos felices juntos, al modo inmerecido de los dioses. Nunca olvidaré con qué alegría entrábamos en Caviar Kaspia, en la place de la Madeleine; ni lo bien que lo hicimos en el Masa de Nueva York, en el Nobu de Las Vegas; ni la placidez de las mañanas en el Villa d’Este, con aquella lanchita encantadora que cruzaba el lago Como para llevarnos a almorzar a Bellagio.

Hacerse mayor es correr hacia el crepúsculo como hacia nuestro mundo que se acaba, y asistir al funeral de nuestras ilusiones, que todas van cayendo acribilladas.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*