EL AGAZAPADO

¿A qué espera Pablo Casado para ejercer de líder de la oposición? ¿Por qué no sale de su agazapamiento (¿congénito?) y propone él las bases del acuerdo de salvación, negro sobre blanco, que necesita el país?

 ¿A qué espera para hablar con Merkel y Von Leyen, sus correligionarias, para contribuir a que se abra paso la vía europea de la reconstrucción?

 ¿Qué cálculo, éticamente erróneo, políticamente inepto, estratégicamente fallido, lo mantiene a la expectativa, apoyando un estado de alarma indefendible al mismo tiempo que lo critica, criticando a un gobierno indefendible al mismo tiempo que lo sostiene?

 ¿A qué acudir a la Moncloa (la mesa equivocada, es la del Congreso la indicada) si no lleva el largo documento, elaborado por su equipo, que detalle su propuesta de respuesta a la crisis? 

La corbata negra hay que poder llevarla.

Tadeu ( El Mundo )