Señor, sí, señor

El dócil chucho Cum Fraude cumple a rajatabla las órdenes de sus amos. Pedro Sánchez se apandilla con sus dueños de la élite ultracapitalista  para que le entreguen el librillo de instrucciones que debe seguir en nuestra patria.

Recordemos, también, que la España del Lenin de Tetuán también acogerá la cumbre de la terrorista OTAN del próximo año. Pero la siniestra fauna derechoide, la cobarde y la “valiente”, continuará roznando que El Psicópata es “comunista”. Qué comunista más raro, la verdad…

…Unos te aniquilan, otros te distraen, desinformación mediante, arrojándote burdas cortinas de humo, distrayéndote clamorosamente, señalando a falsos culpables. Dificultando, imposibilitando casi, que puedas llegar a entender mínimamente lo que ocurre a tu alrededor. Todos forman parte de lo mismo. La misma mierda, pues. Vox, por si lo dudaban, incluido.

Sí, bwana

El sábado 24 de julio, día grande, puso fin a sus tres días de perfiladas genuflexiones, con el ineludible remate del abrillantamiento del glande de los amos.  Se volvió a reencontrar con ese gran amigo de la humanidad, George Soros. La reunión tuvo lugar en el casoplón que el sociópata multimillonario de origen húngaro posee en Bedford, al norte de Nueva York. Así al menos lo ha revelado un periodista de la excelente BreitbartComo reveló certeramente aquella primera visita de Soros a la Moncloa tras su ilegítima recalada en la presidencia del gobierno.

De acuerdo a la citada y fiable fuente, Soros sugirió que  “fulminaría” al gobierno  ilegítimo – de origen y de ejercicio – de Sánchez si no se impone la “vacunación” forzosa contra un inexistente virus. El leal y obsequioso cánido habría objetado que la “vacunación” obligatoria, con la legislación actual, devendría inconstitucional en España, si bien se comprometió firmemente ante sus amos a estudiar una “solución” (¿final?) al complejo atascadero legal que se avecina.

Manos a la obra (jurídica), obedeciendo al amo

Tras retornar de su falso viaje económico, expertuzos jurídicos moncloveos han planteado la opción de redactar una nueva normativa, que puede llegar incluso mediante ley orgánica, que vislumbre explícitamente la obligación “vía indirecta” para que en el caso de ciertas profesiones públicas (“socio-sanitarias” o “docentes”) o para desarrollar ciertas actividades “la falta de vacunación impida el acceso o incluso pueda suponer el cese de la relación laboral en caso de negativa”. La normativa para instaurar la imposición del tecno-veneno transgénico, de forma “indirecta”, se “justificaría” como la “mejor” respuesta al derecho a la vida y a la salud de la población. Sic…

…Y, por supuesto, haciendo legal, y en todo el territorio nacional, el «pasaporte» covid. Y lo tantas veces dicho. A Soros. A sus marionetas. Y, escalando el pináculo de la pirámide, a los poderosísimos ventrílocuos del judío húngaro, György Schwartz, ahíto de adrenocromo, traidor a su raza y a Popper: decidáis lo que decidáis, me la podéis ir comiendo de canto. En fin.

Luys Coleto ( El Correo de España )