EL BULO TIENE ALMA DE VIRUS

Quítate que me tiznas, dijo la sartén al cazo. Sirva el sabio refranero para describir una situación irónica a la vez que esperpéntica.

La izquierda, la izquierda pura y dura (más dura por su pureza, evidentemente), ha movilizado a la Guardia Civil, que cuenta con un servicio de investigación digital de lo más avanzado, y a la Fiscalía para frenar la cada vez más extendida campaña de críticas contra el gobierno que preside el falso doctor Pedro Sánchez, y del que forman parte sus colegas separatistas y comunistas.

Entre ridículo y extravagante resulta que quienes mejor manejan los entresijos de la difamación, que ha anidado en los prontuarios de propaganda de sus partidos como libro de estilo, exijan ahora un comportamiento de transparencia ante el hartazgo y la frustración de muchos españoles.

Honoro Feito ( El Correo de España )