Desde que rompió el cántaro, LA LECHERA,
anduvo triste y sola por peñascos y andurriales.

Hasta que apareció en su vida un mochales
que prometió hacer de ella una dama de 1ª.

-¿ Y cómo conseguirás semejante hazaña ?
-Lo que tú no lograste rompiendo el cántaro,
yo lo lograré…¡ ROMPIENDO ESPAÑA !

viñeta de Linda Galmor