Lo dijo aquel republicano de 1870 y acertó:  a todos los cerdos les llega su Sanmartín… y lo dijeron los romanos cuando Viriato: Roma no paga traidores… y lo remató, en plan cachondo, Jaime Campmany, un amigo y compañero: «No hay murciano tonto, salvo que milite en el PP».

Bueno, pues todo eso y más le va bien,a Don Teo, el fullero compravotos de Murcia, nacido en Cieza. Un personaje siniestro que está hundiendo al Partido Popular, porque, además, desde que está al lado del cobardica Don Casado, ha perdido el sentido del ridículo y ya es un bufón de la prensa. Por eso no es de extrañar que los barones comiencen a moverle el sillón.
«Arrecian las críticas internas contra Teodoro García Egea discutido por todos los barones, salvo el de Murcia». Leo en OK diario, en «El País», en «VOZ POPULI», EN «El Mundo» y otros.
O sea, que la cosa va en serio… y es que lo de Murcia no se olvida, ni lo del Cantó, ni lo de Cayetana.
Y estos diez adjetivos cómplices lo definen: Nefasto, Torpe, Traidor, Cobarde, Mentiroso, Hipócrita, Falso, Rastrero, Venenoso, Creído.
Julio Merino ( El Correo de España )