Serigne Myabé, el negro de podemos que ha sido presentado como el líder sindicalista de los manteros cuyo oficio no da beneficio al pequeño comerciante, sino que lo perjudica.

El negro de podemos ha sido presentado como una estrella de blaxplolitation ya que Iglesias se refirió a él como que era más español que » la ultraderecha»

Como rayos va a ser español, si es senegalés, decía Malcolm x que la única mezcla que le agrada es la del café con leche, pues salvando las distancias en eso coincidimos el líder islámico y un humilde servidor.

Las elecciones en Madrid van a ser de lo más variopintas con el candidato de color marrón en una lista electoral ya que podemos en aras de un progresismo que aboga por el marxismo cultural traicionando a los trabajadores.

El marqués de Galapagar y la zarina han decepcionado a los cautivos del voto obrero ya que Madrid va a ser su talón de Aquiles recogiendo a Errejón,  los detritus de sus votantes.

Errejón que no es ningún santo pero tampoco tonto ha creado su propia marca a nivel municipal (Más  Madrid) y a nivel nacional (Más País) esa patria denominada España, impronunciable para la piara anti fascista.

Retomando el cariz del corazón de África tan negro y oscuro como el de Myabé está podemos usando a un mantero que vende imitaciones de » to a 1 leuro».

Asistimos a unos comicios decrépitos en el que ya no hay ni vieja, ni nueva política sino basura electoral en la que la villa de Madrid ha decidido en el nombre de » la Agustina de Aragón» liberal convocar a los madrileños a las urnas.

Sin fe, sin respeto saldrán de las urnas de metacrilato una derecha liberal, capitalista y anti social alzando la insignia nacional invocando al globalismo.

La extrema izquierda si gana se plegará al NOM, a la agenda global 2030 con su presidente. Enrique Santiago (pce) en nómina del NOM. Nadie tiene en cuenta en estas elecciones que no se va a reinventar el sistema, ni menos a regenerar de que va en bucle hasta su destrucción.

Perjudicando a las clases medias, pymes, autónomos y clase trabajadora. Piezas fundamentales que levantan España con el sudor de su frente.

Otra de las cosas de las que no se preocupan, las derechas y las izquierdas son de trabajos mal remunerados de falsos autónomos como glovo que mal viven entregando repartos a domicilio de grasienta comida rápida a burgueses de salón progres y conservadores.

La mayoría de trabajadores tienen que usar vehículo particular que ni siquiera la empresa se toma la molestia de proporcionarle ya que se mueven por las principales arterias principales en moto, monopatín o bicicleta aguantando la fría noche solitaria y el calor de la jungla de asfalto.

A Podemos, solo le importa recolectar en virtud de un falso progresismo a un negro mantero.

Serigne Myabé, no ha cotizado a la seguridad social, no ha creado ningún empleo nada que envidiar a los sindicalistas chaperos de UGT y CCOO. Sindicatos amarillos horizontales, en los que UGT se gastó el dinero de los parados, eres y cursos de formación en hieráticas y cocaína.

Es extraño que Myabé no le hayan propuesto una afiliación internacional en un lugar del cetro de los parias de la tierra. Más que nada porque la izquierda y sus centrales sindicales ineficientes se han abrazado al globalismo denostando al obrero y español autóctono de su región.

La política en España en nombre de una democracia  la peor de las tiranías en donde la masa estúpida y aborregada vota para cambiar de amo siendo perros del averno ha tomado un cariz de política de corte senegalés ya que Serigne ha sido la guinda del pastel de chocolate sin nata que esta al ser blanca, cremosa y espumosa puede ser considerada racista y xenófoba.

La partidocracia sigue enquistada cual quiste en el que la campaña o mejor dicho la tónica no es la de comunismo o libertad, sino patriotismo o globalismo he ahí el leit motiv.

El marrón que se nos viene encima al conjunto de los españoles va a ser digno de ver ya que vamos a tener a la salida de la asamblea de Madrid una política ya no de pactocracia e intercambio de cromos sino de top manta.

En donde uno pisa moqueta vendrán más cual aves de rapiña e incluso querrán derechos como » trabajadores» que no han movido un dedo por su patria que es África, ni lo van a hacer por España. Algún iluso dirá que vienen a pagarnos las pensiones, una burda patraña ya que no cotizan y una vez llegan buitres como las mafias les mantiene hacinados en pisos como si de salvajes animales se tratara.

No va a defender a ningún colectivo vulnerable. Serigne si consigue su propósito de diputado autonómico en la asamblea de Madrid, organismo inútil como el senado (cementerio de elefantes)

El pueblo Español va a hacer de paganini ya que como decía Rosario Parrales, el peculiar inmigrante de La que se avecina cuyo negrero/ empresario explotador era Antonio Recio encarnado por el actor catalán. Jordi Sánchez.

La realidad en este caso supera la ficción. Serigne Myabé me recuerda a Ongombo, el peculiar portero de la comunidad de montepinar.

Actores en política y políticos que interpretan. Entre Toni Cantó y sus cambios de pareja de baile y Myabé da para una película de Almodóvar o de Fellini.

España, esa patria cultural, histórica y de etnia que amamos visceralmente, pero que no nos gusta como está.

Por otra parte. Madrid hace muchos años que dejó de ser ese Madrid de chotis y de pichis transformado en multiculturalidad arrebatado por la esencia, en donde el brillo y contraste era puramente genuino.

Desde cuando vender en Madrid y proclamarse como sindicalista vendiendo y cobrando en negro bolsos de imitación, películas y Cds es un trabajo, en donde perjudicas a los barrios que viven día a día del pequeño comercio y tienen que rendir tributo y cuentas a hacienda. Unos se lo llevan crudo y otros calentitos, verdad serigne Myabé.

El futuro de España y de la comunidad de Madrid en este caso va a ser más negro y oscuro que el color de piel del mantero.

Nico Muñoz ( El Correo de España )