EL CORTIJO DE SUSANA

Tres mujeres, de cuyo nombre no quiero acordarme, han zarandeado la política en España; y tres mujeres, de cuyo nombre sí quiero acordarme, van a decidir el futuro de Andalucía: SusanaTeresa Inés.

Los de Adelante Andalucía han puesto el nombre de Teresa Rodríguez en los carteles y proclaman que no quieren las llaves del cortijo de Susana Díaz, sino derrumbarlo. Esa coalición de Podemos-IU cuenta con una política que aprendió a hablar -en Rota, donde nació- escuchando a Camarón y el estribillo: “OTAN no, bases fuera”.

Esta mujer simboliza, no a la bayadera gaditana de los pies y brazos de música, que enloquecía a los romanos; ni a la cantaora de tablao y diligencia, sino a la gaditana de tirabuzones, la que lucha con bravura por la libertad de Cádiz -según Lord Byron, primera en ser libre y última en ser dominada-.

Inés Arrimadas, de Jerez, que sacó 1.200.000 votos en Cataluña, ya probó su bravura pisando la cabeza de la serpiente y está convencida de que no puede gobernar España quien no gane en Andalucía.

Un destacado dirigente de Podemos-IU me informa de que Teresa es una estrella que brilla tanto como Susana Díaz, pero los datos de las encuestas son muy contradictorios, le siguen dando la victoria a la de Triana, que es la esperanza de los que menos tienen, una política pragmática que entiende la democracia como solidaridad y apoyo a las clases populares. Parece que no habrá mayoría absoluta de nadie y que un Gobierno en minoría tendría un programa muy compartido, cosa que le sienta mal al PSOE, acostumbrado a tirar y mandar.

“A Susana Díaz -me informan- le va a venir bien que haya decaído el pacto PedroPablo y el no apoyo de los independentistas. Hasta ahora hablaba con la lengua partida. No comentaba ninguna noticia nacional con la que está cayendo y le aterraba la posibilidad de tener que pactar con Adelante Andalucía”.

Para los que están a su izquierda, Susana Díaz sigue siendo la candidata del sistema, el peronismo rociero. “Ha conectado con los organismos más reaccionarios -cofradías, hermandades rocieras, seguidores de Juan y Medio-. Su inversión en propaganda es inmensa. Canal Sur ha quedado para darle palmadas en la espalda”, me dicen. Pero le apoyarán aquéllos para los que 900 euros de salario mínimo es una cifra mágica.

Podemos sigue diciendo que Susana es la heroína de la banca y ella ha tenido que cambiar la letra, que no la música, de las primarias y confesar que Pedro Sánchez está demostrando sensibilidad como dirigente de los socialistas. No va a ser fácil echarla de San Telmo.

Raúl del Pozo ( El Mundo )

viñeta de Linda Galmor