EL CULPABLE

El descalabro socialista en Andalucía es el resultado de varios fenómenos. Uno de ellos, inevitable, el agotamiento de materiales tras 38 años en el gobierno. Después están la corrupción de los ERE o el desastre de la gestión del empleo bajo todos los climas económicos.

Pero sin duda, la causa más relevante, la verdadera mecha de la indignación de gran parte de los andaluces, es que Sánchez gobierne con 84 escaños, gracias al apoyo de golpistas, filoetarras y movimientos que quieren hacer tabla rasa de los grandes consensos que han hecho progresar como nunca a nuestra sociedad. Por eso Vox ha entrado en escena.

Porque se atreve a defender ideas tan elementales como la unidad de España. Porque cada vez que los ciudadanos ven la impostura moral de Sánchez, crece el voto indignado del español normal, el de la calle, el que no milita pero acude a las urnas.

Cada vez que no se apoya a quien va a defender a la Guardia Civil a Alsasua, cada vez que se mira para otro lado cuando un independentista escupe a Borrell, cada vez que se habla de indultos… Cada vez que el PSOE renuncia a la idea de España, los españoles votan más a la derecha.

El Astrolabio ( ABC )

viñeta de Linda Galmor