EL DESPUÉS

Han pasado las fiestas de Navidad, y ahora nos queda el remordimiento, de todos nuestros desmanes culinarios,

y esta cara es la que pondremos al mirarnos al espejo, pero mucho ánimo, con un poco de ejercicio y controlando lo

que comemos y bebemos, volveremos a nuestra estupenda figura.:))