La moción inaugura una nueva etapa política en España, de ruptura con la democracia fallida y el golpe de estado permanente a que ha llevado el chanchulleo de PSOE, PP y separatistas durante tantos años. Por fin aparece una alternativa a la podredumbre. La atacan todos los putrefactos y corruptos, es lógico. Contra los análisis romos,  su “derrota” parlamentaria es una victoria política de primer orden.

Lo más significativo ha sido la declaración “por la democracia”  de los etarras, proetarras, corruptos y golpistas contra VOX. Es un primer paso hacia la ilegalización de VOX, a la que aspiran.

El discurso enfurecido de Sorayo Casado contra Abascal va en la misma dirección que la declaración de “democracia” de los liberticidas. Que ha merecido los beneplácitos de los  golpistas.

El único partido democrático hoy es VOX. ¿O acaso responde a los intereses del pueblo la situación a la que han llevado al país los estafadores de la política? ¿Responden a intereses democráticos el golpismo y las  amenazas de disgregar al país, las  leyes liberticidas tipo memoria histórica o de género, la denigración sistemática de  la nación española, la satelización de España a otras potencias,  acompañada de una verdadera colonización cultural, los homenajes a los terroristas, la corrupción de los partidos, el Himalaya de falsedades con que se disfrazan los desmanes contra España y la libertad?

El Doctor ha indicado a Sorayo Casado lo que debía votar y le ha felicitado por su obediencia. Recuerden que Sorayo ha hecho siempre lo mismo: después de críticas aparentemente duras al Doctor, ha pasado a colaborar con él.

¿Por qué Sorayo ha atacado con tal rabia a VOX? Porque es su enemigo real. El que pone en peligro los votos, es decir,  los cargos, los dineros y los chanchullos de un PP cuya visión de la política consiste en el reparto del poder y del propio país  con totalitarios y separatistas. A eso le llaman “moderación” y “centro”. Ven a VOX como su verdadero enemigo, y tienen razón.

Ha estado perfecto que el PP vote con los etarras, los rescatadores de la ETA, los separatistas, los más corruptos y totalitarios. Creo que se ha retratado incluso para los más ingenuos. En adelante solo le votarán gente irremisiblemente echada a perder intelectual y moralmente.

Ha quedado también de manifiesto el ínfimo nivel intelectual y moral de la inmensa mayoría de los supuestos representantes del pueblo: bandas de cacos y charlatanes salvo los de VOX. Ni uno solo ha puesto el respeto a la verdad y a la libertad por encima de lo que llaman disciplina de partido,  es decir, de su propia corrupción.

En todo este basurero político de farsa, corrupción y golpismo hay dos notas positivas: VOX no parece dispuesto a revolcarse en él; y la crisis del virus le ha caído a la izquierda. Si llega a caerle al PP, España ardería. Solo hay que recordar la agitación que supieron montar los canallas con el perro Excalibur.

La crisis económica asociada a la combinación del virus y el gobierno golpista tendrá que hacer reaccionar no solo a las personas que conserven un poco de seriedad intelectual, sino también a tantos cuyo pensamiento político no rebasa el perímetro de su vientre.

¿Qué pasará? No es el momento de contemplar la situación como un espectáculo. Como recomendaba el filósofo Julián Marías, no pienses en qué pasará sino en lo que puedes hacer.

Pío Moa ( El Correo de España )

viñeta de Linda Galmor