Analicemos el primero. “El efecto Fejóo” parece ser como la viagra que ha tomado, está tomando, el PP para resucitar de la muerte a la Andalucia que habían llevado don Casado y don Egea, pero no se habla de otra cosa aquí, donde había cundido el miedo con el desastre de la pareja cobardica de Génova 13 y el PP se veía abocado al desastre definitivo… y cuando la llegada del gallego Feijóo parece que ha cambiado el rumbo y las encuestas ya son favorables al “Juanma” lo aducen al “efecto Feijóo”.

O sea, a ese cambio de imagen que se ha producido: pasar de un Partido hundido, desnortado, sin saber dónde va y conducido por dos mindundis de tercera división a un gallego, serio, honrado, vencedor de cuatro Mayorías y gestor convincente. Un milagro político.

Veamos ahora el “efecto Olona”.

Aunque el “efecto” que ha causado la inclusión de esta joven Abogada del Estado por la dirección de VOX para la Presidencia de Andalucía tiene un matiz bien distinto.

VOX no ha designado a doña Macarena líder de su cartel electoral para el 19 de junio por temor a perder lo que ganó en 2019, sino por subir al máximo y conseguir un éxito total.

El año 2019 para VOX fue un éxito entrar en el Parlamento andaluz con 12 Diputados… hoy VOX ya es otra cosa y un Partido que puede competir con los grandes (PP y PSOE) a la Presidencia de la Comunidad.

Y ahora analicemos un detalle curioso de la batalla electoral que se avecina. Porque se va a dar un cambio fundamental.

La Clase Media andaluza, que era la de las Profesiones liberales, la de los Funcionarios, la de los Jubilados, las “PYMES”, los Autónomos, etc. que antes  era el Centro y votaban indistintamente a PSOE o PP ahora es ya Clase Baja y Centro Izquierda. Por tanto votarán al nuevo PP de Feijóo.

Pero para estas elecciones ha surgido la nueva Clase Baja, la obrera, la del paro, los inmigrantes sin papeles, los sin viviendas, los jornaleros del campo, los pequeños terratenientes, los jubilados bajos, los jóvenes sin trabajo, los cabreados, los que no llegan a final de mes, los de las colas en los hospitales… que hasta ahora votaban a las Izquierdas, pero ahora van a votar, casi seguro, a la VOX de Abascal, y más si la imagen que ven en el cartel es la de la bella Macarena:

Dale a tu cuerpo alegría Macarena
Que tu cuerpo es pa’ darle alegría y cosas buena’. “

Por tanto, en estas elecciones se va a dar una situación curiosa:

El PP del “efecto Feijóo” se va a llevar el voto del Centro-Izquierda (y más si es con la ayuda indispensable del “efecto Ayuso”).

Y VOX va a subir gracias al Centro-Derecha que antes votaba al PP (y más si en el cartel figura el “efecto Olona”).

Al tiempo.

Julio Merino ( El Correo de España )