EL EJEMPLO PORTUGUÉS

En este rincón del Astrolabio, hace años escribí sobre el momento que vivía Portugal. No atravesaba por una buena etapa el país vecino.

Hoy, pasado ya un tiempo, sí podemos decir que es un ejemplo y su situación económica, aunque no envidiable, invita a tomar nota de las lecciones impartidas. António Costa, el primer ministro luso, advierte a sus electores acerca del riesgo del bloqueo político español.

Ellos, desde un gobierno de izquierdas, han hecho una política económica de derechas y han logrado darle la vuelta a su endeble situación. El metro cuadrado en Lisboa ha pasado de valer 1.400 a 12.000 euros. Su atractivo fiscal ha captado miles de millones.

Su capital es un reclamo para grandes y medianas fortunas, y la riqueza que se genera llega a más gente. Los socialistas portugueses cuentan con el apoyo de la extrema izquierda, pero no se han dedicado a levantar tumbas, ni necesitan pactar con independentistas ni en su agenda figuran el animalismo ni otras ocurrencias de los «hijos de papá» que pueblan la progresía española.

Les basta con lograr que sus compatriotas vivan mejor ahora que hace cinco años.

El Astrolabio ( ABC )