Es curioso cómo han reaccionado los representantes de los sectores del pueblo que pertenecen a los poderes del mismo, según el conocido como barón de Montesquie, que en realidad se llamaba Charles Louis de Secondat, y que pasa por ser el creador de la separación de poderes del Estado, es decir: la independencia del legislativo, del judicial y finalmente del propio ejecutivo.

Curiosamente, son los paladines del sistema democrático, los que se les llena la boca de insultos como fascista a quien no cree o practica como ellos, o los que se saltan a la torera un principio básico de su tan cacareada democracia, como la presunción de inocencia en su invento mas maquiavelico, como es la Ley de Violencia de Género; los que, llegado el caso, en el que quien es castigado por cometer un delito, es de los de su grupo de acción, quienes antes gritan contra esa independencia de la que hablaba Montesquie

Esta semana y a raíz de la sentencia del Supremo, en la que un «rastas» del grupo de podemos, asociado en el Gobierno de la Nación con los socialistas, es condenado por no unos hechos probados, no ya porque haya unos testigos, sino porque en un vídeo que se grabo durante los hechos que se consideran.

Unos hechos por los que a usted lector o a mi escritor nos hubiesen metido en un calabozo de forma preventiva y condenado seguramente a varios años de cárcel, resulta que en este caso, que no hay años de prisión, y que como única accesoria a la condena se le priva del derecho de voto pasivo, es decir presentarse o ser electo de un cargo público. Las representantes del pueblo y algunas de la justicia se rasgan las vestiduras y se ciscan en esa misma justicia.

La señora, porque de alguna forma hay que nombrarla, Batet, que ocupa, y nunca mejor dicho la presidencia de la Cortes Generales, va y no se da por enterada de esa «accesoria» a la condena del rastas que representando a los podemitas se sienta en un escaño de la Carrera de San Jerónimo de Madrid.

Batet tiene una corta pero interesante historia que desde ser una estudiante de buena familia, por no decir de familia pudiente, ustedes ya me entienden, que se concreta en: Meritxell Batet Lamaña (Barcelona, 19 de marzo de 1973) y que acaba en ser una jurista y política española, miembro del PSC, profesora de Derecho Constitucional de la Universitat Pompeu Fabra y actual presidenta del Congreso de los Diputados.

Que además: es la pareja de facto de Juan Carlos Campo Moreno, que es un magistrado español y que «Sirvió» , y nunca mejor dicho, como ministro de Justicia al Gobierno de Pedro Sánchez, desde enero de 2020 hasta julio de 2021, también «sirvió» y ahí le duele más, como secretario de Estado de Justicia entre 2009 y 2011 y que fue vocal del Consejo General del Poder Judicial entre 2001 y 2008, donde hizo todos los méritos posibles para los dos cargos anteriores. Y que en el momento actual, y gracias a las puertas giratorias, vuelve a ser juez, ya me dirán ustedes la imparcialidad que puede tener.

Volviendo a la que no se entera de las sentencias, debe de ser avisada por la oposición, es decir por el grupo de VOX en el Congreso de que el condenado lo es a dejar su sillón en la Cámara, pero esta sigue sin enterarse y pide ayuda a los letrados del Congreso de que debe hacer.

Curioso que una profesora pida su opinión a quien pudo ser su alumno. Recibe pues un informe, sin firmar, en el que nadie por tanto se responsabiliza de él, y que deja en nebulosa lo de cesar al calificado como delincuente por la Justicia. Nuevamente es recriminada por VOX, por lo que en un nuevo ataque de falta de conocimientos jurídicos, hace que la interesada, diciendo desconocer lo que conlleva la sentencia, pida aclaraciones de la misma al Tribunal sentenciador.

Me llama la atención sobretodo la cuestión de que esta señora sea del partido que en todas partes sea socio del partido del condenado, pero no quiero pensar en ninguna cosa delictiva, sino más bien en la pura casualidad, aunque teniendo en cuenta como en otras ocasiones se ha pronunciado esta individua, me temo que si el delincuente fuese de VPX, sería expulsado del hemiciclo por dos diablos con espadas de fuego y cargado de cadenas.

Finalmente, el Tribunal sentenciador, le ha remitido a la presidenta del Congreso una aclaración y una advertencia, para que a la misma le quede claro que el sectarismo no es buen procedimiento para la casa donde se representa al pueblo soberano. Les recuerdo por si no lo saben la definición de la RAE de esa palabra:

Sectarismo es según la RAE …//…Cualidad o actitud propia de la persona que defiende y sigue con fanatismo e intransigencia una idea o una doctrina, sin admitir ninguna crítica sobre la misma…//…

Bien, creo que queda claro, porque llamo a este articulo el embudo, ya saben depende para quien el sentido de circulación es diferente en la Ley del Embudo, ahora bien, para esta gente creo que lo tienen muy claro, el sentido es el que ellos marquen y de ahí la segunda parte de este articulo, que les hablara de esa Ley del embudo en temas como el género o el odio.

Pero eso será otro día, porque hoy, ahí se queda….

José Antonio Ruiz de la Hermosa ( El Correo de España )