En el colmo de esa pícara desfachatez tan suya, como de Vaquilla de asamblea, Monedero se comparó con Lorca

No se le puede negar a Podemos vocación pedagógica: explican la política para tontos.

Su fe en la estupidez de la gente a la que se dirigen es infinita, porque para cerrar el círculo de su lerda pedagogía deben imaginar a sus votantes como cretinos de baba y consigna.

Armado con esa fe uno puede, si no mover montañas, al menos mudarse a una de ellas; en concreto a la sierra de Guadarrama, donde se ubica Galapagar.

Jorge Bustos ( El Mundo )

viñeta de Linda Galmor