EL FELÓN DE LA MENTIRA

Y es que en el mundo del FELÓN,
nada hay de verdad y todo es mentira,
es la plenitud de la falsedad,
del okupa que sólo le falta como a Nerón tocar la lira.