EL GOLPE SOÑADO

Lo ideal de un golpe de Estado es ganarlo, pero el golpe soñado es el que, si pierdes, no te fusilan o vas treinta años a la cárcel, como TejeroMiláns y Armada, porque te indultan como «soñador», categoría jurídica de orden adivinatorio creada por Marchena y los Unánimes para condenar a minipenas a los golpistas catalanes y facilitar su apoyo a un Gobierno Sánchez. El Marchena que tutelaba la instrucción de Llarena y los fiscales, sí.

La sentencia toma a todos los españoles, del Rey abajo, por idiotas, incapaces de ver que la anulación de la legalidad en el Parlamento catalán, el referéndum ilegal y la proclamación de la República eran actos «simbólicos» sin relevancia penal.

Por eso, ante la inacción del Gobierno y la oposición, tuvo que salir el Rey en televisión el día 3 asegurando a los catalanes leales que no los abandonaríamos y que el orden constitucional se mantendría frente al Golpe. ¡Qué sabrá el Rey! Millones de españoles, engañados por Felipe VI, colgaron banderas en sus balcones, y un millón se manifestó en Barcelona en apoyo del Rey, la Constitución y la Nación.

Tontos por unanimidad. El Senado, a petición del Gobierno, PSOE y Cs votó aplicar el artículo 155 de la Constitución. ¿Contra «un modo atípico de presionar»? ¡Absurdo! Miles de empresas huyeron de Cataluña. ¡Si no pasaba nada!

Tras escribir 54 veces «violencia» y describirla en detalle, el mago Marchena dice que no existió… porque no triunfó. ¿Y sin el Rey, habría triunfado? Habla, Rappelena. ¿Y el 23-F? A Tejero, Miláns y Armada les fallaron el Rey y el Ejército, pero el sueño de cambiar el Gobierno sin tocar el Régimen no les evitó la condena a treinta años. Armada lo fue por el Supremo tras recurso del Gobierno. Había España, jueces y Gobierno.

La prueba de que Marchena y los Unánimes sirven al PSOE es que en la olla podrida de la sentencia sobrenada el indulto de hecho que Sánchez no podría conceder de derecho.

Al humillar a la Fiscalía negando que deban cumplir, al menos, la mitad de la pena, los manda a casa por Navidad y políticamente los canoniza.

Ayer supimos que los Magos del Supremo les traen a los Jordis permisos penitenciarios en tres meses. Y Junqueras, amo de la cárcel donde otros cumplen condena, podrá dar las uvas en TV3 con su «independentista gran reserva», el asesino de Bultó.

¡ GRACIAS,  MARCHENA !

Federico Jiménez Losantos ( El Mundo )