EL LESBOFEMINISMO VOLVERÁ A BERREAR EL 8 DE MARZO

El próximo 8 de marzo volverá a ser el día de las perras de presa de esa banda siniestra llamada feminismo. La Ministra de Igualdad Irene Montero y sus apesebradas del gobierno socialcomunista sacarán sus huestes pretorianas a las calles para berrear en favor del “lesbofeminismo”, de la desigualdad, y contra la familia tradicional fundada en el matrimonio heterosexual y monógamo. Es decir, que volverán a lucir sus galas del insulto y ataque a la moral: ese coctel ideológico compuesto por supremacismo hembrista contra el varón, sexismo totalitario y chiringuitos sacamantecas.

El “lesbofeminismo”, que enarbola como bandera a esa “ideología de género” que arrasa la biología natural, denuncia desigualdades inexistentes: “las mujeres cobramos menos”; “España es un paraíso machista dónde somos matadas por el hombre”.

Imprime vocablos y expresiones de la “neolengua” progre utilizados por la dictadura izquierdista actual para inocular sibilinamente en las mentes la ideología feminista oficial del régimen: “brecha de género”; “diversidad inclusiva”; “identidad de género”.

Utiliza un sexismo supremacista que erige a la mujer como “ser de luz” irrefutable y al hombre como portador natural del “ADN violento”: se airean los casos de mujeres asesinadas por su parejas masculinas en lo que va de año (14) pero no el de niños menores muertos a manos de sus madres (14 también).

Es un movimiento aberrante y discriminador que atenta al sentido común: impone “cuotas” obligatorias de mujeres para las plantillas y consejos de administración de empresas y paridad en listas electorales destruyendo el principio de mérito y capacidad.

José Miguel Pérez ( El Correo de Madrid )