El partido popular de la liberal, Isabel Díaz Ayuso alzó la bandera de la libertad que no es la roja y negra, ni tan siquiera prioriza la roja y gualda, sino todo lo contrario alza la bandera de la sodomía.

Mucho votante conservador de la derecha sociológica se ha decantado por hacer un leasing al partido popular, solo por la candidata Isabel Natividad Díaz Ayuso, optando el cian en vez del pistacho.

Una vez conseguido el asalto electoral a la estéril asamblea de Madrid con 65 diputados, a cuatro solo de obtener la mayoría absoluta, la púgil se dirigió no solo a Madrid sino al conjunto de España, dejando a Casado Blanco en segundo plano.

Ayuso, si fuese un tío tendría los huevos más grandes que Casa Lucio y Casado es un tío y tiene canicas de hecho, la gente no ha votado PP ha votado Ayuso, como dijo la ajedrecista atractiva que desconozco si es rubia o se hizo la rubia, habló de Beatriz Fanjul, líder de las nuevas generaciones del PP que calificó a Ayuso de Lady Madrid.

La misma Ayuso que dejó al margen el conservadurismo social para optar por el liberalismo y darse una vuelta por Chueca, el epicentro hermafrodita y triliri  de Madrid.

El voto gay en el PP es tan cool que lo peta ya que el furor rosa y verde del aceite causa estragos e incluso Ayuso teme perderlo desde que Zapatero sacó a una manada de gatas del armario.

Lo paradójico es que mucho votante católico sigue votando al PP e incluso, VOX ya que hasta VOX, tiene en alicante, Levante español su propia drag queen, es lo que le ocurre al liberalismo que aflora la apostasía y degeneración y claro el voto en la urna antes que los principios.

No se puede poner, tronos a las causas y cadalsos a las consecuencias que diría, Juan Vázquez de Mella, el verbo de la tradición ya que en la sede de Génova,  se ondeó la bandera del orgullo gay e hispano América y siendo sinceros la de España pero relegada a un segundo plana, la libertad antes que la soberanía nacional en virtud de lo social.

Otro detalle a tener en cuenta es que ahora ya no lo ocultan pero antes se mostraban tibios con ese tema, apretando las clavijas el partido socialista que le preocupa más el vicio y el fornicio que el congratularse con la justicia social y la clase obrera en la que hoy por desgracia se encuentran los obreros que son los que levantan, España.

El PP está haciendo cambios en su cúpula regional como es el caso del PP de Alicante que ha propuesto a un Zaplanista como número uno a las cortes valencianas, su nombre es Carlos Mazón Guixot, presidente de la diputación de Alicante.

Hay una teoría que siempre he sostenido y ahora que Ciudadanos ha sido engullido por el PP, será ir a por VOX y una vez engullido el segundo, el PP se «voxizará» y como mucho militante, votante y simpatizante volverán a la matriz fundacional.

Es más, la biblia habla de la parábola del hijo prodigo y de lo que dice, el padre. He perdonado a mi hijo, porque hoy lo he recuperado y ha vuelto a casa, eso mismo va a volver a la política, de hecho, Santo Tomás Moro, dijo aquello de la política ha de estar ligado a lo moral y Dios por encima de todo.

De hecho entrando en el trasfondo político del PP regional, Carlos Mazón es un peso pesado dentro del partido e intentará recolectar un caladero de votos de los del zumo de naranja, recién exprimido y a los que se les escapan por la derecha.

El sistema se reinventa, se regenera y avanza a peor volviendo al punto de partida que es la lucha interna permanente para alcanzar el poder  entre » conservadores» que conservan todo lo malo y progresistas que involuciona cada día que pasa, eso si ambos sirven a los intereses bastardos de la agenda 2030.

El votante medio, sin capacidad de discernir, de decidir en el que ni siquiera en esta burda democracia se contempla el derecho al pataleo, el votante se resignara y clamarán unos contra el socialismo horizontal y otros con el liberalismo amoral y antisocial.

No obstante, el votante medio no sabe de política, no sabe de sus derechos, no se leen los programas electorales y votan por inercia para que salgan unos y no vengan otros, la chirigota, el cachondeo nacional y la dolorosa que viene al final del festín están asegurados.

Isabel Díaz Ayuso terminará haciendo la cama a Casado ya que al menos tiene endereza e ímpetu y pese a las muchas diferencias que tengo con esta formación al menos asume tener más liderazgo y más peso en el partido.

Casado y Feijóo, el amigo del narco, Marcial Dorado y su predecesor, Mariano Rajoy han sido las piezas culpables de gestar sin querer, la escisión denominada VOX, que le ha robado su electorado, aunque en las elecciones de Madrid ha incrementado un 12+1 que diría, Ángel Nieto.

Ocupando el PP más diputados a la asamblea de Madrid, el problema que tiene la sede de Génova no es el querer mudarse de sede, por la corrupción.

El problema la va a tener el PP con una Isabel Díaz Ayuso pletórica que ha rozado la mayoría absoluta y que VOX la va a apoyar dándole Rocío Monasterio a Díaz Ayuso, un cheque en blanco para estum festum que dirían en el Imperio Romano.

No es cuestión de echar a la izquierda, para que venga la derecha o viceversa ya que al final es que todo cambie, para que todo siga igual, el resultado estaba garantizado y era que Ayuso iba a arrasar y que Ciudadanos iba a desaparecer, como ya le dije a mi buen amigo, Fernando LLopis, diputado de ciudadanos por Alicante y el número 4 a las cortes valencianas, sácate solo billete de ida.

Nico Muñoz ( El Correo de España)