Poco más de 6.500 trabajadores inmigrantes murieron desde 2010, cuando se pusieron en marcha la construcción de siete nuevos estadios y toda la infraestructura que concentrará el evento del Mundial de Fútbol de Qatar 2022. 

Esto en el año 2010 al 2022, en pleno siglo XXI.

Las cifras que fueron difundidas corresponden a los registros que llevan a cabo estos cinco países. Pero se estima que el número es mucho más alto. ¿Por qué? No están incluidos los últimos meses de 2020 y los dos meses de este nuevo año. Lo llamativo de esta falta de información oficial es que a pesar de la pandemia, las obras en Qatar nunca frenaron.

Según una investigación publicada por el periódico inglés The Guardian, inmigrantes de Sri Lanka, Nepal, Pakistán, India y Bangladesh viajan al emirato para trabajar en la construcción de estadios para albergar los partidos, pero también de hoteles, aeropuertos o líneas de transporte. Y en la mayoría de los casos reciben un trato casi inhumano.

En el fatídico ranking publicado, India es el país con el mayor número de muertes: 2.711; seguido por Nepal, con 1.641; Bangladesh, 1.018; Pakistán, 824; y Sri Lanka, con 557.

En la actualidad, Qatar cuenta con más de un millón y medio de inmigrantes trabajando en el país. Y según lo difundido, el cálculo estimativo es que desde que se arrancó con las obras, son 12 los muertos por semana.

Me refiero al Valle de los Caídos.

El eminente  Dr. D Alberto Bárcena Pérez, en una exhaustiva y erudita tesis doctoral, sobre la redención de penas a través del trabajo, articulada en el Valle de los Caídos, a partir del trabajo inconcluso y no publicado del historiador Santiago Cantera Montenegro, profesor de la Universidad CEU San Pablo hasta su ingreso en la Orden de San Benito, en 2002; expone un trabajo concienzudo, pragmático, riguroso hasta la extenuación, sobre esa etapa del Régimen franquista. Un sistema –el de la Redención de Penas- frecuentemente considerado como la hipócrita cobertura que dio el franquismo a la supuesta explotación de los presos políticos, considerados a menudo verdaderos “esclavos de Franco”.

Para ello, el eminente historiador y Doctor, llevo a cabo un examen pormenorizado de una cantidad ingente de documentacion.  Se trata de un conjunto de 69 cajas donde se recogen todos los pormenores de aquellas obras hasta en sus menores aspectos, a través de miles de documentos de todo rango, que obran en el   Archivo del Palacio Real de Madrid, sección de Administraciones Patrimoniales/ Administraciones Generales. Para examinar la totalidad de documentos el Dr. Alberto Bárcena empeñó años de estudio.

Entre muchos datos, los más relevantes examinados en  la elaboración de esta eminente tesis, figuran:

-Número de trabajadores con la proporción de penados.

-Alimentación de los penados.

-Las condiciones de vida de los penados en Cuelgamuros.

-Salarios de libres y  penados.

-Accidentes laborales.

-Fallecidos.

El Monumento queda señalado como un símbolo público de enfrentamiento, ofensa, agravio en la misma Ley de Memoria Democrática, que lo pone en el punto de mira de la sociedad española, medios de comunicación incluidos, comprometiendo su futuro, sin declararlo expresamente, como monumento y como abadía.

En el presente escrito puede observarse el cariz de reconciliación, que se le quiso otorgar a la obra magna del Valle de los Caídos, como símbolo de hermanamiento y concordia para ambos bandos de la contienda.

Escrito del Ayuntamiento de Los Molinos, dirigido, como los anteriores, al Gobernador Civil de Madrid:

“Excelentísimo Sr.
En cumplimiento de lo ordenado por V.E., en su comunicación Num. 6782, de la Sección 3ª,
Negociado S., y de fecha de 31 de Mayo último, sobre el traslado de 
los restos de los Españoles [en mayúsculas en el original] que cayeron durante la Cruzada, sin distinción del campo en el que combatieron ,al Monumento Nacional a los Caídos, en Cuelgamuros; tengo el honor de manifestar a V.E. que en cumplimiento de esta citada Orden y de lo dispuesto por V.E.; en su Circular publicada en el BOE de la Provincia, de fecha 30 de Mayo último, han sido colgados los oportunos bandos en los sitios habituales de esta localidad.”

Existe una autentica escasez de publicaciones con el suficiente rigor científico sobre el Valle de los Caídos, (salvo excepciones), sin embargo si existen una cantidad de libros, por llamarlos de alguna manera, que son auténticos cubos de basura, en orden a las sandeces, mentiras, calumnias y toda suerte de embustes e improperios que en ellos figuran.

La vulgata antifranquista, ha querido mostrar al mundo, lo que ellos llaman “esclavos de Franco” o “campo de concentración”,  basados en una serie de escritos, informes, obras, publicaciones sin el menor rigor documental ni histórico. Esta reala de indocumentados cuenta únicamente con el odio, la inquina y la sed de venganza de la izquierda radical.

Del examen de tan ingente fondo documental, se desprende que los presos del Valle de los Caídos, que redimían pena, (algunos condenados a pena capital) por delitos gravísimos, veían conmutada la pena de muerte por la de 30 años de prisión. Una vez ingresados, en las obras de construcción  del Valle de los Caídos, trabajaban en las mismas condiciones que los trabajadores no penados, y percibían los emolumentos salariales idénticos a estos, asi como las condiciones de vida.

Los presos, incuso los condenados por delitos atroces, de cada día de trabajo redimían cuatro.

Una vez finalizadas las obras de construcción del Valle de los Caídos, gran cantidad de presos pasaron a vivir en pisos de protección oficial, creados por el régimen del Caudillo y profesionales que contribuyeron a la construcción del complejo, pasaron a desempeñar profesiones en distintos sectores, maestros, médicos, albañiles, mecánicos etc.

Como curiosidad, el preso denominado “el matacuras”, Justo Roldan Sainero,  término siendo conserje guarda llaves de la Abadía Benedictina.

Pues bien; esta misma gentuza, que defiende la vulgata contra el Valle de los Caídos, Franco y “todo lo que tenga algo que ver”, son los mismos que se refocilan y babean hasta la náusea, viendo el futbol de determinados equipos financiados por el “régimen democrático y social de Qatar”. Acuden a los estadios a vociferar y hacer aspavientos, a sabiendas  de quien financia  a su equipo, pero no les importa; solo les importa despreciar todo lo relacionado con Franco y su obra social.

Los mismos que en vacaciones visitan las pirámides de Egipto, o cualesquiera otros monumentos u obras magnas, construidas con la sangre de esclavos.

De 1940 a 1961 el número de fallecidos en Cuelgamuros fue de 43 casos. Fuentes refutadas por el examen de documentacion real y fehaciente.

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Asi pues, ese discurso, estructurado desde el odio, la inquina y la incultura, ha calado a través de un trabajo de “infoxicacion”, propaganda, ingeniería social, adoctrinamiento, durante muchos años, tantos como desde 1964, donde en realidad se empezó la conspiración de mayor calado contra el Caudillo. Ya se había iniciado en 1940, pero  a otro nivel.

Por tanto a día de hoy, tenemos una sociedad borreguil, obediente, inculta, leguleya e iletrada, que denostan y desprecian todo lo relacionado con el régimen del Caudillo y sin solución de continuidad, les hacen el caldo gordo a infinidad de dictaduras comunistas e islamistas; Cuba, Venezuela, China y en este caso Qatar.

«Los Gobiernos españoles nunca han denunciado los derechos humanos ni en Catar ni en el Golfo porque es un socio que invierte y mucho en España». Un ejemplo de cómo se ha expandido Qatar por Occidente como un aliado válido se encuentra en España, donde hace poco se agasajaba al Emir con todo tipo de homenajes.

El organizador del Mundial de Fútbol 2022 es un petroestado en el que reina la censura, se conculcan derechos laborales, se atenta contra los homosexuales y se alienta la homofobia. Con el torneo busca blanquear su imagen internacional.

Qatar es el unico de los emiratos arábigos que tienen buena relación con Irán; donde recientemente se ha asesinado a Mahsa Amini.

El Mundial de Fútbol de Qatar 2022 iniciara este  20N con el partido inaugural entre el equipo anfitrión y la selección nacional de Ecuador. Curiosa paradoja.

Las denuncias por conculcación de los derechos humanos de las personas, no han hecho mella en la conciencia de todos estos izquierdistas radicales, marxistas, y gente de mala vida. En  la España de la extrema izquierda, actualmente solo existe  perpetuar la  guerra civil,  mantener viva la llama del odio a franco y a su obra social, el odio a la religión católica y a la iglesia, el secuestro del lenguaje, la postverdad, la cultura de la muerte, y una gran labor de ingeniería social para articular  una gran milicia de soldados de Satanás.

El monumento al Valle de los Caídos, con su Iglesia, Hospedería y Abadía Benedictina, además de escuela y cementerio, molesta,,, molesta mucho a los seguidores de Satán.

No así el Valle de los Muertos y los  esclavos del siglo XXI.