EL VOTO EFICAZ

El grave error de la división del centro-derecha nos aboca a una situación paradójica: España votará en clave conservadora, pero puede gobernar la izquierda, con el concurso activo de su frente más extremista y nacionalistas de toda ralea.

Esa fragmentación no es exclusiva de España, los populismos de derechas han aflorado en toda Europa, y nuestro país no iba a ser menos. Es cierto que el movimiento golpista catalán ha ayudado a exacerbar los ánimos de una parte de la población que acusa al PP de tibieza frente al secesionismo.

El tiempo, y por tanto la Historia, juzgarán con más ponderación aquellos días de furia catalana en octubre de 2017. Hoy toca restañar heridas y el Partido Popular, cuya mayor virtud consistía en aglutinar todo el centro-derecha, vuelve a presentarse fuerte y unido al convocar en distintos actos a sus dos expresidentes y a su nuevo líder.

Todo puede ocurrir en esta campaña, y algunas cosas pueden ser buenas. Recuperar la veteranía de quienes gobernaron España con brillantez -Aznar y Rajoy- es un paso lleno de simbolismo y orientado a votar con eficacia.

El Astrolabio ( ABC )