ELECCIONES CUANTO ANTES

La afición al globo sonda de este Gobierno, que a falta de leyes promueve expectativas, dificulta creer sus filtraciones. Pero si ayer puso en circulación la fecha del 14 de abril como fecha electoral no es solo por cálculo: es por debilidad.

Como predijimos, ha saltado por los aires la indigna mayoría de censura fraguada con los autores del asalto al orden constitucional -incapaces de lealtad alguna- que hoy empieza a juzgarse. Sánchez llegó a La Moncloa gracias a Puigdemont y tendrá que adelantar elecciones porque Puigdemont y Torra, convencidos de que ni Sánchez puede negociar la autodeterminación, han decidido dejar de sostenerle.

Sin Presupuestos, sin capacidad asegurada para convalidar decretazos, tras el desalojo de la Junta de Andalucía y tras el clamor por las urnas en la calle, se hace evidente que la escapada de Sánchez ha llegado a su final.

A nadie se le oculta el guiño republicano que encierra la fecha filtrada, aunque Sánchez espera un resultado distinto del que obtuvo Zapatero el 20-N. La propaganda sanchista tratará de instrumentalizar el feminismo y el antifranquismo -con ultimátum a la familia Franco incluido- para movilizar a su electorado.

recurrirá a la burda táctica del miedo al dóberman derechista y uniforme. Otra cosa es que la gente trague. Elecciones ya.

El Mundo