Bombo y platillo al acuerdo PP y PSOE para el reparto de las instituciones. Hay acuerdo en la renovación del Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y el Tribunal Constitucional. No es un acuerdo del Parlamento. Es un acuerdo del bipartidismo. Y esto es lo grave. Ellos se lo han guisado y ellos se lo han comido ignorando al resto de fuerzas políticas, entre ellas al tercer partido del hemiciclo, Vox, absolutamente ausente del ‘tejemaneje’.

Los rumores apuntan además a un acuerdo también para renovar el CGPJ antes de Navidad, es decir, pasado mañana. Y en realidad, a lo que apunta es a una complicidad que va más allá del acuerdo, a un guiño que anticipa una voluntad de practicar un cordón sanitario con quien amenaza su hegemonía política.

El acuerdo además, tiene dos importantes peajes. El primero, la salida de Margarita Mariscal de Gante del Tribunal de Cuentas. Era el azote de los independentistas, la que había exigido avales por la malversación de fondos del mal llamado referéndum.

Fue la voz de la ley y la justicia frente a la permanente impunidad. Logró helar la sangre de los ‘separatas’ cuando sintieron el peso de la ley sobre sus patrimonios. Ya no estará. Y es caso seguro que quien le sustituya no será tan firme.

¿Era necesario que el PP pagase este peaje?, ¿se trata del precio que los populares pagan por la enésima ‘operación diálogo’?

Otro de los nombramientos con regalo envenenado es de la magistrada Espejel en el Tribunal Constitucional. Desde el punto de vista profesional y personal para Espejel quizás sea un ascenso. Pero la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se pierde una presidenta que se había convertido en el azote de los terroristas, en el cerrojo del trato de favor.

Pero es que además, es más que probable que acusen a Espejel de estar contaminada y que la obliguen a quedar fuera de muchos asuntos, así que el PP ha hecho un pan con unas tortas. Y además, tropieza por enésima vez en la misma piedra: el juez nombrado es tan afín y tan evidentemente afín que no podrá pronunciarse sobre nada que de verdad le interese al PP. Y si no tiene pudor los de enfrente se lo harán tener por la vía rápida.

De esta forma tan torpe PP y PSOE se reparten las instituciones de todos. Se irrespeta la autonomía de la Fiscalía nombrando a la que había sido ministra de Justicia antes de ayer. Se ningunea al Supremo desde la presidencia del Congreso. Se minimiza la condena del Constitucional por el ilegal e ilegítimo estado de alarma. Se retuerce el Consejo de Estado, se prostituye el Consejo de RTVE. Y ahora se pretenden repartir los jueces como cromos.

Y todavía hay quien se pregunta por qué el pueblo español ha estallado buscando una alternativa real y no una alternancia.

El anzuelo del pescador

  • Pluses antiETA. Según The Objetive, 10 años después del fin de ETA, Interior sigue repartiendo 43 millones sigue repartiendo de pluses antiETA en País Vasco y Navarra.
  • Sánchez rescata a Uribes. Quien fuera ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, ha sido nombrado embajador de la delegación permanente de España ante la UNESCO
  • Presión fiscal. España es el país occidental donde más ha crecido la presión fiscal durante la pandemia. Matando la gallina de los huevos de oro. ¡Si se puede!
  • Luis Losada Pescador ( El Correo de España )