En Carne Mortal en Zaragoza.

¡ Cómo no hemos de estar contentos: Madre Amada !
Los maños, los españoles, y toda la Hispanidad…
Te quiere reconocer El Honor, de ser la Madre del Salvador.

A quién mejor que a Ti, vamos a pedir y suplicar
Madrecica, qué con tu talla pequeñica, y gran Pilar…
Nos enseñas a ser humildes y disminuir nosotros.

Para que crezcan más las cosas de Dios.
Reafirmarnos en la Fe, dulce Madre.
Llevarnos en ese Pilar, por el camino certero
Dé la sencillez, y la Caridad al Mundo entero.

Autora: Mercedes Ramos

¡ MUCHAS FELICIDADES!