Y hoy no me refiero a los locos de la Moncloa ni a los podemitas, hoy señalo directísimamente a la «pareja compra-votos» que manda en Génova 13, o sea, al Señorito Casado y al rastrero (que compra en el  Rastro) que sueña con la pesadilla de tener que volver a Murcia.

Porque locos hay que estar para decir ya, cuando todavía ni se han colocado las piezas en el tablero, que no quieren saber nada de VOX (ni soy usted, ni quiero ser como usted), con la soberbia de creer que van a ganar el 4-M por goleada… ¿y si no ganan, curiosamente si Ayuso no gana será por culpa de ellos y el PP, un Partido en los Tribunales?…

Por lógica política tendrían que acudir a VOX si no quieren perder Madrid, lo que sería perder España, y no se dan cuenta estos señores que desde la Moción de Censura están incitando, provocando, abusando, chuleando al Señor Abascal y a los suyos, a que se cansen y rompan la baraja, aunque se hunda el mundo (lo que hizo el señor Casado sin pensar que estaba exponiéndose a perder Andalucía, Murcia, Castilla-León y Madrid) y que eso podría suceder el 5 de mayo… ¿y entonces? Pues, entonces, que habrían entregado Madrid a los «rojos» (y España). Por eso digo que están locos.

Y eso es lo que debe pensar el votante o simpatizante de la Señora Ayuso: sí, yo quiero que gane Doña Isabel, pero lo mejor para España, es que ganen las DOS ( o sea, con Doña Rocío), porque así podrá evitarse que «mangoneen» los egetistas de Casado.

Por tanto, nada de voto útil, que cada obeja se vaya con su pareja (bueno, espero que me entiendan y no se ofendan). ¡Ah, y yo ya anuncio, me lo ha dicho mi oráculo de Delfos particular, que Doña Isabel Díaz Ayuso será la próxima Presidenta del PP, si el PP quiere volver algún día a la Moncloa!… Al tiempo.

Julio Merin ( El Correo de España )