Eso del «voto útil» es digno de meditar, porque ¿qué es un «voto útil» y para quién es útil?. Se sobreentiende que un «voto útil» es útil para algo o para alguien, aunque en teoría todos los votos son o deben ser útiles en Democracia. En Democracia sí, pero en las elecciones próximas del 4-M, no.

Pues aquí, en España y más en Madrid, al parecer,  sólo son útiles, por la Derecha,  los de VOX que sean para el PP y por la Izquierda, los de «MM» y «UP» que vayan para el PSOE. O sea, que si yo soy de VOX o quiero votar a VOX para que mi voto sea útil tengo que votar al PP o lo mismo si soy de «MM» o «UP», que si quiero que mi voto valga de algo tengo que votar al PSOE. PUES NO.

Eso no se ajusta a la realidad electoral, si se contempla lo que posible o seguramente sucederá después de las elecciones del 4-M,  ya que lo más natural (bueno, normal si tu voto no pasa por las manos del «compra-votos» Don Teo de Murcia) es que el PP y VOX unan sus votos, los que sean, si quieren o tienen posibilidades de formar Gobierno, y que lo mismo hagan el PSOE, el «MM» y «UP»… ya que ese ha vuelto a ser el marcco electoral: a un lado los «rojos» y al otro los «nacionales». Las dos Españas de 1936 frente a las urnas (esperemos que sin trampas o manipulaciones de Actas como entonces).

Entonces ¿para qué sirve el «voto útil» si al final van a ir al mismo saco?…o sea, votantes del PP o de VOX, da igual a quien votéis, ya que tras las elecciones sólo habrá  un saco, un Frente Nacional… salvo que el PP, por miedo a que la Izquierda y la ultraizquierda los acuse de ser «fachas» y «fascistas» y de ultraderecha y se asusten, se cambie de chaqueta sobre la marcha (como acaba de hacer su fichaje estrella, el camaleón Toni Cantó) y en lugar de pactar con VOX lo hagan con el «MM» del Errejón, el menos radical de los «rojos», dicen, cosa que ya está en el ambiente.

Sobre todo cuando ya se sabe la consigna de Génova 13 para las elecciones del 4-M: ¡A VOX NI AGUA… ANTES CON ERREJÓN, INCLUSO CON EL «SOSO», QUE CON VOX!.

Por eso, yo lo tengo claro, y así se lo recomiendo a mis amigos: hay que votar al que te inspire más confianza y más valentía demuestre a la hora de enfrentarse a los «rojos», sí, a esos que les importa un bledo España y están dispuestos a venderla o canjearla como «Nación de Naciones».

Y esa es la gran diferencia entre el PP (el Eteocles Casado y el «compra-votos» Don Teo, el murciano… ojo, y para desgracia de ella, también el de la Señora Ayuso) y VOX (el del Señor Abascal y la Señora Monasterio)… ¿Y cómo le voy yo a dar mi voto a un Partido que se esconde de ser español, que deja que pisoteen la lengua española, que por miedo a que le saquen «la foto de Colón» no acaba cuando gobierna o donde gobierna con los mil «chiringuitos» millonarios de «rojos», «rojillos», «caraduras» y LGTBI… y hasta se subió al caballo de los antifranquistas para arrastrar los restos del que fuera Caudillo de España?.

¿Voto útil? o ¿tonto útil?

¡Dios, lo que hay que pensar para votar en esta España de mercachifles, corruptos, mindundis, cobardes y «compra-vende-votos»!.

Julio Merino ( El Correo de España )