EN MEMORIA DE MI PADRE

Aunque mi padre hoy esté muerto,

vive por siempre en mi memorias

y habita en mis recuerdos.

Sus enseñanzas me ayudaron mucho en la vida

y su ejemplo me estimula a darles a mis hijos,

lo que él no pudo darme a mi.

Gracias padre por haber existido

y por ser hoy la luz de mi vida.