ENERGÚMENO

No se conoce intervención parlamentaria más grosera, injusta, insultante y atroz que la protagonizada por el socialista Juan Carlos Campo en el debate de la pena de Prisión Permanente Revisable.

El PSOE, abochornado, ha decidido retrasar la derogación de la Ley de marras.

La socialista Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la Asociación Clara Campoamor, pidió público perdón y se avergonzó como socialista…

Alfonso Ussía ( La Razón )