Con la Asociación de Víctimas del Terrorismo, (AVT) Es el rayo que no cesa, las concentraciones en la plaza de Colón de Madrid, por el abandono del sangriento rosario de muertos y heridos que causaron los terroristas, muchos ya en el poder. A sus víctimas, el actual gobierno ya olvidó y trata de borrar del mapa. Tal que si el terrorismo no hubiera existido nunca.

Tal que si no hubieran matado a ningún socialista, ya que de todos los partidos había representación, menos de éste, y de todos los demás de extrema izquierda. Las víctimas siguen ninguneadas y humilladas por los gobiernos, empezando por Rajoy cuando soltó al terrorista Bolinaga, produciendo una escisión en su partido que dio lugar al nacimiento de VOX. La situación desde entonces, cada vez fue a peor. España se torció de por vida.

Todas las reuniones en esta plaza de Colón por este motivo terminan como la de hoy, 26 de marzo de 2022, porque no se repitan y sea la última manifestación en pro de las víctimas. Concluyen siempre con ese rayo de esperanza; pero se convierte en el rayo que no cesa, en cuanto vuelve a golpear, cosa que lo hace a menudo.

Ese olvido es una aberración para volver a repetir la misma historia, como la de todo pueblo que por olvidarla está condenado a repetirla. Ese olvido es la mayor indignidad e injusticia. ZetaP (que lleva a la ETA en el alma) el socialista que inició la destrucción de España, rescató a ETA cuando agonizaba policialmente, la sacó del pistolerismo callejero para blanquearla y alzarla al poder y hoy estamos como estamos porque de aquellos polvos vienen estos lodos.

«No todo vale. Gobierno traidor. Justicia para las víctimas del terrorismo» fueron los lemas de la movilización, que llenó la Plaza de Colón a mediodía con numerosas banderas españolas en un acto que concluyó con el himno nacional.

Estuvieron presentes muchas víctimas de ETA, representantes de otras asociaciones de afectados, policías nacionales, guardias civiles y funcionarios de Instituciones Penitenciarias y otras personas, con delegaciones de PP, Vox y Ciudadanos, encabezadas por José Luis Martínez Almeida, Macarena Olona y Edmundo Bal, respectivamente y otros políticos y amigos. De todos los partidos menos del PSOE, como ya hemos dicho.

Según la presidenta de la AVT, Maite Araluce, existe una «estrategia planificada» para «blanquear» a quienes «no han condenado aún el asesinato de nuestros seres queridos». El primero, la investigación de la Guardia Civil que destapó conversaciones entre Instituciones Penitenciarias y cualificados dirigentes de la izquierda abertzale para tratar la situación de reclusos de la banda. Y segundo, la negativa del Ejecutivo en febrero a apoyar una proposición de ley presentada por el PP para evitar los ‘ongi etorris‘. Los homenajes a los terroristas excarcelados.

Recordó la presidenta que los recibimientos públicos de los terroristas no se celebran «en ningún otro lugar del mundo» y dijo sentir que tanto sufrimiento «no ha servido para nada» ante un Gobierno que «nos toma por tontos» al presentar como decisiones cobijadas por la legalidad lo que no es otra cosa que claudicar ante ETA y su entorno.

Fígaro ( El Correo de España )