ERES RIDÍCULO, TÍO

Ridícula es en ti cada partícula.
Ridículo hasta el último testículo.
Ridículo pasando por la aurícula
y vuelta a repasar por el ventrículo.

Tú solo te has montado esta película:
poner independiente en tu currículo,
sin ver que es española tu matrícula
y España, la que paga tu vehículo.

Consciente de que nadie te hace caso,
prosigues tu carrera de payaso,
tratando de negar la realidad.

Lo sabe quien te escucha y quien te mira:
tu cháchara ridícula es mentira
y España sigue siendo de verdad.

Monsieur de Sans-Foy ( Libertad Digital )

viñeta de Linda Galmor