¿ES EL MINISTRO ÁBALOS UN TRAIDOR ?

Esta es la pregunta que nos hacemos muchos españoles ante el “secretismo” impuesto por este gobierno “patético” que cada día que se pasa se deslegitima aun más dado el “infumable” comportamiento de quienes lo forman.

Si la reunión entre esa ministra miembro de un gobierno definido como una “organización criminal”, la tal Delsy Rodríguez, llegó al aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid cargada de maletas cuyo contenido no ha sido divulgado, como tampoco nadie ha revelado de que se habló en tan misteriosa reunión, es muy posible que algo “gordo” se tratara en la misma, y hasta es muy posible que se firmara algún tipo de documento que beneficiara a los dos países, ya que se comenta que últimamente Pedro Sánchez se ha convertido en unos de más fieles aliados del gobierno “criminal” que lidera Nicolás Maduro, y es evidente que así es cuando este “sujeto” manifestó –apriori-, que “si esa reunión no se llevaba a cabo se podría generar un conflicto diplomático”, sin embargo dada su inconciencia política, no pensó que negarse -por su parte- a reunirse con Guaido el presidente-delegado de Venezuela, “-reconocido por todas las cancillerías de las Naciones Unidas…… la UE etcétera si podría generar este tipo de conflictos-“, como así ha sido, ya Donald Trump le ha lavado la cara a este –sumiso y vendido indeseable sujeto a través de la Embajada de los EE.UU en Madrid, algo que me antoja –peligroso- para los intereses de España.

Que el gobierno de España, formado por esa “mezcla explosiva” de comunistas y socialistas “desnaturalizados” es un peligro -evidente para los intereses internacionales de España, no obstante yo le diría a estos “sátrapas” que los españoles no somos tontos ni cobardes, y que tengan cuidado porque cuando lo menos se lo esperen puede “saltar la liebre poniendo a cada uno en su sitio”.

Las “felonías” de Sánchez son tan tumultuosas, y respecto a la “siniestra” reunión de marras, le ha ordenado al nuevo Presidente de AENA –su amiguete- que no entregue las cintas de video grabadas por los equipos de seguridad instalados en la sala VIP del aeropuerto donde se llevó a cabo tan “misteriosa reunión”, que pone al gobierno de Sánchez según manifiestan insignes politólogos nacionales a internacionales –al pie de los caballos-.

Es muy posible que si se la solicitan de los Altos Tribunales de Justicia español, y europeo no le quede más remedios que entregarlas, ya que el delito de -alta traición- del que se le atribuye a Abalos le afecta tanto a España o como a la UE.

Sánchez se ha convertido en el –instigador- de la mayoría de los contubernios que se están generando en nuestro país dada su mala cabeza, ensuciando su insigne nombre en las muchas felonías que esta llevando a cabo en Europa y América, aunque ya en los países donde intenta –glorificarse- ya es conocido por su vulgar –mitomanía-, y sus mentiras más execrables. La valoración que se hace de tan vulgar sujeto como político y persona, en cualquier país de nuestro entorno es totalmente negativa, no reconociendo ese terrible suicidio a la que esta llevando a España.

Al finalizar la Guerra Civil, España sufrió un bloqueo internacional motivado por la derrota del Frente Popular, algo inconcebible pero que ocurrió, ahora con un gobierno que acepta y otorga las ordenes del dictador y asesino Nicolás Maduro, aunque es rechazado por todas las cancillerías del mundo, ningún país que se sepa, con la única excepción de los EE.UU que no tolera, que Sánchez se inmiscuya el ordenamiento mundial, por su actitud aliancista con la escoria mundial, y por lo que expone en sus discursos, que son vacuos y hasta cierto punto e ininteligibles, por sus contenidos, lo que resalta cada día vez más su pobre preparación intelectual, y su incapacidad para ubicarse a la altura del cualquier presidente de los gobiernos que actúan en los debates que se llevan a cabo relacionados con cualquier tema, como ocurrió en Davos (Suiza) celebrado para tratar el cambio climático y sus repercusiones en el orden mundial, donde su presidente Trump lo manda a –callar- de una forma hiriente -para su ego- ya que lo hizo delante de todos los asistentes a estos actos.

Sánchez y Zapatero han rotos los moldes –o crisoles si se quiere- donde España curtía, y pulía a los grandes políticos que ha tenido durante su historia, que han sido muchos, tanto de derechas como de izquierdas, algo que esta limitando la aparición de nuevos prebostes en materia política, dada la inexistente calidad social e intelectual de estos osados que quieren hacer de esta ciencia-arte el medio para enriquecerse.

El pleno del Parlamento español donde la supremacía la tienen los partidos de izquierdas radicalizados, con el PSOE al frete han decidido, que Abalos no tiene porque dimitir, y no reconocen a Juan Guaído como presidente delegado, algo que nos entristece y nos llena de –ira-, no obstante la mayoría de los españoles seguimos pensando y manifestando que Abalos ha cometido un delito de alta traición, y que por consiguiente que se trata de un delincuente, que no debería permanecen ni un minuto como ministro ni como diputado.

Indiscutiblemente el tiempo pone a cada uno en su sitio, y el delito cometido por Abalos saldrá a relucir con toda nitidez, así como también la involución de todos los miembros del gobierno que por una razón u otra estén involucrados en tan -lamentable affaire-, donde me la da sensación que hay narco trafico y mucho dinero por medio.

El tribunal supremo de la UE., o el de la Haya deberá investigar en profundidad este suceso que tanto daño la esta haciendo a nuestro país.

Juan Dávila-García ( El Correo de Madrid )

viñeta de Linda Galmor