Una vez más, el maldito  Director General de la Organización Mundial de la Salud, Thedros Adhanom Ghebreyesus, por su cuenta y riesgo, nos ha comunicado:

»Estamos en Estado de Emergencia Global a causa del virus de la viruela del mono».
Aunque el Gabinete de Expertos de la OMS no llegó a acuerdo alguno para elevar esa emergencia, él hizo uso de la reciente modificación de las atribuciones del Director General de la OMS, que le atribuyen »carácter presidencialista» y a su voto, no un carácter de calidad simple sino una especie de »valor absoluto».
Este siniestro sujeto, después de los resultados de Gestión COVID, ahora nos viene con otra farsa como es la de la viruela del mono.
¡Qué casualidad!
Nos dice que habrá que vacunarse con la de la viruela común, cuando esta vacuna hace ya muchos años que no está en circulación por haberse erradicado la enfermedad.
Es decir, el Director General de la OMS, en un acto corporativo de avaricia económica y al servicio de »sus amos de fraternidad», nos vuelve a querer engañar con una nueva »vacuna» inoculación.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, Dir. Gen. de la OMS (como ya han solicitado diversos profesionales en estos dos años) debe, en primer lugar, dimitir y poner a disposición su cargo, si tiene dignidad.
Como esto no va a suceder de forma fácil, Thedros debe ser invitado a hacerlo, como paso previo a ser juzgado por su »gestión pandémica» (creada por el propio organismo y sujetos como Bill Gates y la Fundación Clinton con el
Programa GAVI) y los efectos secundarios »daños colaterales».
Por sus recientes palabras respecto a los homosexuales, ¿Debemos deducir que sólo se va a inocular a este grupo poblacional?
¿Quiere decir el Director General de la OMS que está muy extendida la zoofilia con monos por parte de la población homosexual?
¿Va a poner en marcha la OMS una Campaña de Salud Pública para que la comunidad lgtbi deje sus conductas sodomitas  insalubres, como el sexo anal y otras, que dañan su cuerpo y mente?
¿De los casi 8.000 millones de habitantes en el mundo, la mayoría son homosexuales?
¿Es la población heterosexual minoritaria?
Por todo lo expuesto, ha llegado el momento no sólo de que dimita sino de que se le juzgue por Genocidio y por los gravísimos efectos adversos que está »inoculando» en nuestras sociedades, efectos de dolor y muerte; efectos físicos, psíquicos y socio-económicos, los más buscados y que son conocidos como »Gran Reseteo».
Esta Nueva Emergencia Vírica es parte de la Estrategia Globalista para que vayamos »cambiando de archivo» y pasando de la COVID a la Viruela del mono, de manera que se puedan encubrir todos los efectos adversos y fallecidos provocados por su «Grial» de muerte y de reducción poblacional.
Uno de los efectos más visible de la »vacuna COVID» es el Herpes Zóster, y nos lo venden como el virus de la viruela del mono por sus efectos cutáneos.
La OMS ha tenido grandes colaboradores en los jefes de Estado, gobiernos y partidos políticos, a los cuales se les tendrá que pedir responsabilidades, y llevarlos ante los tribunales competentes para juzgar Genocidio y Lesa Humanidad, por colaboración en este Genocidio ocasionado con la »vacuna covid», experimento génico de diversa índole.
Los partidos »liberales y socialistas», todos ellos globalistas al servicio de la Agenda 2030, tendrán que estar muy satisfechos con la OMS y las multinacionales farmacéuticas que la forman pues en contra de sus principios ideológicos (Derechos Individuales – Propiedad Privada y Soberanía Popular – Estado) fundamentales se han vendido y diluido ante el llamado Nuevo Orden Mundial.
Los llamados partidos progresistas, que se autocolocan como defensores de la libertad individual y colectiva, se han posicionado, como hemos podido comprobar por sus imposiciones (declaradas inconstitucionales e ilegales en España) y sus campañas de publicidad propias de Operaciones Psicológicas, igualmente con el Globalismo y el Nuevo Orden Mundial, y en tal posición son juzgados a su tiempo.
Daniel Ponce Alegre ( El Correo de España )