ES LA ECONOMÍA OTRA VEZ

Ya lo escribimos en varias ocasiones, y lo repetiremos: lo primero es la vida. Pero, sin faltar a la responsabilidad y en busca del equilibrio, no podemos dejar que la economía se nos muera.

Para España puede suponer agravar todavía más la tragedia que ya vivimos. Esto de que los propios Estados hayan decidido bajarse varios puntos sus respectivos PIB es la primera vez que ocurre en la Historia.

La guerra es otra cosa. Desastrosa e innoble, pero nada tiene que ver con este microscópico e invisible enemigo que nos tiene paralizados. Por eso las soluciones tienen que ser valientes y ambiciosas.

También dijimos, e insistimos, que las medidas del Gobierno son, por el momento, insuficientes. Europa necesita un gran plan de reactivación de su economía. Y debe pensarse y diseñarse ya.

Sin exclusiones posibles. Sobre todo, es cuestión fundamental que cuente desde ahora mismo con el esfuerzo y el trabajo de todos aquellos que, dentro de la excepcionalidad de este episodio, pueden mantener vivo el motor económico y productivo.

De lo contrario, el panorama será todavía peor.

El Astrolabio  ( ABC )