Que sí, Mesié, que Sánchez salva a España.
La salva porque puede y porque sabe.
Da igual la situación, urgente o grave.
Da igual cuánto se joda, que él la apaña.

Pero salvar España es poca maña.
No es necesario ya que se le alabe.
Pues es tarea fácil, leve, suave…
que ni siquiera cuenta como hazaña.

Y al ver que España marcha viento en popa,
pues, salva que te salva, salva a Europa,
con su estilillo progre y pinturero.

En fin, que Pedro Sánchez, si se empeña,
y siente los aplausos de la peña,
incluso va a salvar al mundo entero.

Fray Josepho ( Libertad Digital )